Beneficios De Consumir Las Semillas De Sandia

La sandía es una fruta refrescante y deliciosa con semillas nutritivas. Sin embargo, la mayoría de la gente escupir o tirar las semillas de sandía, que es un gran error. A pesar de afirmaciones ridículamente falsas de que tragar las semillas hará que la sandía crezca en su estómago, la mayoría de las personas no son conscientes del valor nutritivo impresionante que poseen estas semillas y los beneficios potenciales que pueden tener para su salud.

Las semillas de la sandía vienen de la planta de la sandía, que crece en la vid y lleva el nombre científico Citrullus lanatus. Las semillas de la sandía vienen en dos colores principales, blanco y negro, que son inmaduros y semillas completamente desarrolladas respectivamente. Las semillas negras son las que debe elegir al elegir una semilla para comer y puede haber cientos en una sola sandía. Estas semillas son ricas en ciertos nutrientes y antioxidantes y se pueden preparar de varias maneras para disfrutar junto con la fruta jugosa, rosada.

Aumentar los niveles de energía
Si usted necesita un impulso rápido de la energía, las más de 600 calorías en una sola taza de estas semillas es más que bastantes para kickstart el metabolismo y proveer del cuerpo los recursos que necesita. Muchas de estas calorías vienen en forma de ácidos grasos beneficiosos, por lo que al comer una cantidad excesiva de estas semillas causará aumento de peso, el consumo moderado es altamente recomendable.

Beneficios De Consumir Las Semillas De Sandia

Notas de la nutrición de las semillas de la sandía
Las semillas de sandía están sorprendentemente llenas de nutrientes, incluyendo altos niveles de proteínas y aminoácidos (aproximadamente el 60% de sus necesidades diarias en 1 taza de semillas secas). Estas semillas también ofrecen un nivel significativo de vitaminas B, particularmente niacina, así como magnesio, zinc, cobre, potasio, cobre, manganeso y hierro. También hay una amplia gama de grasas, incluyendo ácidos grasos omega-3 y omega-6, junto con niveles más pequeños de grasas saturadas. La densidad de nutrientes también viene junto con un recuento alto en calorías – una taza de semillas secas de sandía contiene aproximadamente 600 calorías.

Beneficios para la salud de las semillas de sandía
Algunos de los beneficios más sorprendentes e impresionantes de las semillas de sandía incluyen su capacidad para aumentar la salud del cabello, apoyar la piel hermosa, aumentar la energía, bajar la presión arterial, estimular la digestión, regular el azúcar en la sangre, construir huesos fuertes y bajar los niveles de colesterol.

Protección de la piel
Semillas de sandía son ricas fuentes de ácidos grasos omega-3 y otros tipos de grasa que son beneficiosos para su piel. Regularmente consumir semillas de sandía puede ayudar a hidratar la piel y evitar que se vea aburrido o descolorido. Los antioxidantes en semillas de sandía también ayudará a reducir la aparición de líneas y arrugas, así como manchas y manchas de la edad. Además, la elasticidad de su piel puede ser impulsado por el consumo regular de estas semillas. Lo más importante, la aplicación regular de aceite de semilla de sandía en la piel puede evitar que los poros se obstruyan, lo que reducirá el riesgo de desarrollar síntomas de acné.

Cuidado del cabello
Debido a los altos niveles de proteína, hierro, magnesio y cobre, las semillas de sandía son elogiadas regularmente por su efecto sobre la salud y la apariencia del cabello. La proteína es un componente esencial en el crecimiento del cabello, lo que hace que este bocado esencial para las personas con pérdida de cabello o adelgazamiento del cabello. El magnesio es un componente crítico de mantener el pelo fuerte y prevenir la rotura y los extremos partidos. El cobre es integral en la producción de melanina, que proporciona el color a su cabello, asegurando que es vibrante y sedoso suave.

Control de azúcar en la sangre
La investigación ha vinculado el consumo de semillas de sandía a un mejor control de azúcar en la sangre y disminución de la sensibilidad a la insulina en el cuerpo. Esto puede reducir la tensión en el páncreas y también ayuda a reducir los picos y las gotas de glucosa que puede ser peligroso para los pacientes diabéticos. El magnesio encontrado en semillas de sandía también puede ser útil, ya que puede regular el metabolismo de los carbohidratos y ralentizar la liberación de glucosa en el torrente sanguíneo.

Baja los niveles de colesterol LDL
Los niveles de fibra dietética, además del excelente equilibrio de ácidos grasos pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL. Este colesterol “malo” es responsable de la deposición de la placa y un mayor riesgo de aterosclerosis, ataque al corazón y apoplejía, por lo que administrar estos niveles y aumentar los “buenos” niveles de colesterol puede ser el mejor efecto secundario de las semillas de sandía.

Mejorar el sistema inmunológico
Con una serie de carotenoides, antioxidantes y vitaminas de la familia B, estas semillas son capaces de mejorar la respuesta inmune y minimizar la tensión en el sistema inmunológico. Los antioxidantes ayudarán a contrarrestar los efectos negativos de los radicales libres, reduciendo así el estrés oxidativo y reduciendo el riesgo de varias enfermedades crónicas, incluyendo cáncer y enfermedades cardíacas.

 

A Continuación Te Presentamos Una Vídeo Receta Donde Podrás Aprender A Preparar Estas Semillas Con Beneficios Increibles:

 

 

Suscríbete en nuestro canal de YOUTUBE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *